Skip to content Skip to footer

Amlodipine Sin Receta

Qué hay que saber sobre el amlodipino

El amlodipino es un medicamento oral que los médicos recetan para tratar algunas enfermedades cardiovasculares. En Estados Unidos, se conoce con el nombre de Norvasc.

El amlodipino es un tipo de antagonista del calcio. Los médicos suelen recetar estos fármacos para tratar a las personas con presión arterial alta. El médico también puede recetar amlodipino para la enfermedad arterial coronaria y la angina de pecho.

En este artículo, veremos para qué prescriben los médicos el amlodipino y su dosis recomendada. También cubrimos los efectos secundarios, las interacciones, las advertencias y las consideraciones sobre el amlodipino, así como algunos medicamentos alternativos.

¿Para qué se utiliza?

Compartir en PinterestEl amlodipino se conoce habitualmente como Norvasc en EE.UU.
Crédito de la imagen: Kimivanil, 2015.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) aprobó por primera vez el amlodipino en 1987. La FDA considera el amlodipino seguro y eficaz para el tratamiento de:

  • la presión arterial alta, que los médicos denominan hipertensión
  • enfermedad arterial coronaria
  • la angina de pecho, que es un dolor torácico resultante de la reducción del flujo sanguíneo al corazón

A veces los médicos también recetan amlodipino para tratar a personas con otras afecciones. Esto se conoce como tratamiento “off-label” porque la FDA aún no ha aprobado el medicamento para estos usos.

Según una fuente, los usos no indicados del amlodipino includeTrusted Source:

  • nefropatía diabética
  • hipertrofia ventricular izquierda
  • Fenómeno de Raynaud
  • isquemia miocárdica silenciosa

Guía de dosificación

La dosis de amlodipino depende del estado de la persona y de la respuesta de sus síntomas al tratamiento. El médico también tendrá en cuenta la edad y el historial médico de la persona a la hora de recomendar la dosis.

Según el folleto de información de prescripción de la FDA, el amlodipino está disponible en forma de comprimidos y cápsulas y en una gama de concentraciones, incluyendo cantidades de 2,5 miligramos (mg), 5 mg y 10 mg.

Los médicos prescriben amlodipino para una variedad de condiciones, y la FDA recomienda las siguientes dosis:

Para el tratamiento de la hipertensión arterial:

  • Para los adultos: empezar con 5 mg una vez al día con una dosis máxima de 10 mg diarios.
  • Para personas mayores o con problemas hepáticos: 2,5 mg una vez al día.
  • Para niños de 6 a 17 años: 2,5 mg o 5 mg una vez al día.

La FDA también recomienda que los médicos ajusten la dosis de una persona según los objetivos de presión arterial, pero que esperen entre 7 y 14 días entre los cambios.

Para el tratamiento de la angina crónica estable o vasoespástica:

  • Para adultos: 5 mg a 10 mg una vez al día. La mayoría de las personas necesitarán tomar 10 mg para que el fármaco trate eficazmente su angina de pecho.
  • Para personas mayores o con problemas de hígado: 5 mg una vez al día.

Para el tratamiento de la enfermedad arterial crónica:

  • Para los adultos: 5 a 10 mg una vez al día.
  • Para personas mayores o con problemas de hígado: 5 mg una vez al día.

Para algunas personas que tienen dificultad para tragar, como los niños y las personas mayores, el médico puede administrar amlodipino en forma de inyección intravenosa o de goteo.

Efectos secundarios

Compartir en PinterestSegún la FDA, los investigadores han utilizado ensayos clínicos para evaluar la seguridad del amlodipino en más de 11.000 personas. Estos estudios descubrieron que el fármaco rara vez causaba problemas en dosis de hasta 10 mg diarios.

Sin embargo, los efectos secundarios más comunes son:

  • edema, que es una hinchazón que se produce en diferentes partes del cuerpo, especialmente en los pies o los tobillos
  • mareos
  • enjuagando
  • palpitaciones, que son sensaciones de latidos cardíacos rápidos o irregulares

Los efectos secundarios menos comunes son:

  • un dolor de cabeza
  • fatiga
  • náuseas
  • dolor abdominal
  • somnolencia

Interacciones

El amlodipino puede interactuar potencialmente con algunos otros medicamentos, incluyendo:

  • Simvastatina. La FDA recomienda limitar la dosis de simvastatina a 20 mg diarios mientras se toma también amlodipino.
  • Inhibidores del CYP3A4. Los medicamentos que inhiben una enzima llamada CYP3A4 pueden aumentar la concentración de amlodipino en la sangre. Estos medicamentos incluyen el diltiazem, el ketoconazol, el itraconazol y el ritonavir. La FDA recomienda que los médicos vigilen a las personas que toman tanto inhibidores del CYP3A4 como amlodipino para detectar síntomas de edema y presión arterial baja.
  • Ciclosporina. En las personas que han recibido un trasplante de riñón, tomar amlodipino y ciclosporina juntos puede aumentar los niveles de ciclosporina en el organismo.

Es esencial que las personas informen a sus médicos sobre todos los medicamentos, hierbas y suplementos que estén tomando actualmente antes de empezar a tomar amlodipino o cualquier otro medicamento nuevo.

Advertencias

La FDA ha emitido varias advertencias para que los médicos tomen nota cuando receten amlodipino. Estas incluyen:

Hipotensión

El amlodipino puede causar hipotensión, o presión arterial baja, en algunas personas, especialmente en aquellas con estenosis aórtica grave. Los síntomas de hipotensión incluyen sensación de desmayo, cansancio y náuseas.

Aumento de la angina de pecho o infarto de miocardio

Al iniciar o aumentar la dosis de amlodipino, éste puede empeorar los síntomas de la angina de pecho y aumentar el riesgo de infarto en algunas personas, en particular las que padecen una enfermedad coronaria obstructiva grave. Sin embargo, esto es poco frecuente.

Problemas de hígado

El hígado metaboliza en gran medida el amlodipino, por lo que los médicos deben ser cautelosos al recetar este medicamento a personas con afecciones hepáticas. La FDA recomienda que los médicos vigilen estrechamente a estas personas y aumenten las dosis de amlodipino lentamente.

Consideraciones

La FDA también ha destacado algunas consideraciones que deben tener en cuenta tanto el médico que lo prescribe como la persona que toma amlodipino. Entre ellas se encuentran:

Embarazo

No se ha investigado la seguridad de tomar amlodipino durante el embarazo. La FDA recomienda que los médicos sólo prescriban amlodipino a las mujeres embarazadas si los posibles beneficios superan los riesgos para el feto.

Lactancia materna

Los científicos aún no han determinado si el amlodipino puede pasar a la leche materna. Por ello, la FDA recomienda que las mujeres no tomen amlodipino durante la lactancia.

Niños menores de 6 años

Debido a la falta de estudios, los médicos desconocen la seguridad o la eficacia del amlodipino en niños menores de 6 años.

Medicamentos alternativos

Compartir en Pinterest

 

Entre los posibles medicamentos alternativos al amlodipino se encuentran otros bloqueadores de los canales de calcio, como el nicardipino, el clevidipino y el nifedipino

Sin embargo, los médicos suelen recetar amlodipino en lugar de otros medicamentos, ya que la persona sólo necesita tomar una dosis al día.

Si una persona experimenta efectos secundarios con el amlodipino, debe hablar con un médico para cambiar la medicación.

Resumen

El amlodipino es un medicamento oral que los médicos recetan para tratar la hipertensión arterial, la enfermedad coronaria y la angina de pecho. En general, es un fármaco seguro y eficaz, pero puede provocar efectos secundarios en algunas personas.

Sin embargo, el médico puede recomendar una dosis más baja y una estrecha vigilancia para algunas personas que toman amlodipino, como las personas mayores, las mujeres embarazadas y las personas con afecciones hepáticas. El amlodipino también puede interactuar con algunos otros medicamentos.

Una persona debe hablar con su médico si tiene alguna duda sobre la toma de amlodipino o si experimenta algún efecto secundario preocupante.

 

More than 70% OFF

Get your Discount!